Para garantizar la seguridad alimentaria de Cuba y poner a disposición de la población alimentos durante la incidencia de la COVID-19, productores y productoras de toda Cuba se han reincorporado a las labores agropecuarias. Como ha expresado el Ministro de la Agricultura (MINAG), Gustavo Rodríguez Rollero, el incremento de las producciones agropecuarias locales es una de las principales prioridades en el proceso de recuperación económica que se requiere impulsar en el país ante las afectaciones provocadas por la pandemia.

Con el objetivo de contribuir a la salvaguardia de estos productores y sus familias, el proyecto Agrocadenas ha destinado 100 mil euros para adquirir medios de protección y desinfección. Así, con este apoyo, 28 mil frascos de gel hidroalcohólico, 60 mil mascarillas y 4 mil nasobucos reutilizables serán distribuidos en áreas productivas de las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus, Granma y Santiago de Cuba.

El proyecto Agrocadenas ha apoyado desde 2014 el desarrollo de cadenas ganaderas y graneras en Cuba mediante una implementación conjunta entre el PNUD y el MINAG, con fondos de la Unión Europea (UE) y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE). En el contexto de la COVID-19, esta iniciativa de cooperación responde a las prioridades del plan nacional de enfrentamiento a la pandemia y del plan de desarrollo del país ajustado a la actual situación. Se mediante en un diálogo permanente con el MINCEX, el MINSAP y otras muchas instituciones nacionales para lograr un apoyo más efectivo.

Para la adquisición de estos medios se contó con el apoyo del Centro Regional del PNUD y proveedores locales. El MINAG realizará su distribución a más de 70 cooperativas y otras entidades estatales encargadas de la producción de alimentos.

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Cuba 
Ir a PNUD Global