El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha destinado gran parte de sus recursos al fortalecimiento y apoyo de las capacidades nacionales en el enfrentamiento a la COVID-19, como parte de las acciones del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba.

Maribel Gutiérrez, representante residente del PNUD en territorio cubano, explicó hoy en entrevista a algunos medios de prensa nacionales que han reasignado a esta labor algunos recursos de programas y proyectos, los cuales ascienden a alrededor de tres millones de dólares.

En conjunción con los ministerios de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera y de Salud Pública han contribuido a ampliar las capacidades de los laboratorios de microbiología que realizan el diagnóstico de la COVID-19, mediante la compra de kits, reactivos, insumos y equipos médicos.

Como resultado de este aporte se recibieron en el país 16 mil 600 pruebas de diagnóstico de la enfermedad, 12 mil 700 unidades de reactivos para el transporte de las muestras y 93 mil 400 mascarillas; también está en proceso la importación de cinco ecógrafos para la realización de radiografías de tórax, precisó.

Gutiérrez elogió las medidas implementadas por el país, lo que ha permitido que se destaque como uno de los mejores en la región en el enfrentamiento a la pandemia, y valoró de excepcional el hecho de que ningún trabajador del sector de la salud ha fallecido como consecuencia de la enfermedad.

La colaboración del PNUD en tiempos de COVID-19 abarca además la esfera agrícola; el próximo 15 de junio serán entregadas al Ministerio de Agricultura más de 90 mil mascarillas para quienes se encuentran en este momento implicados en la producción de cultivos de ciclo corto, dijo.

Tan importante como garantizar la salud, lo es contar con disponibilidad de alimentos en el país, es por ello que a través del proyecto Agrocadenas, con fondos de la Unión Europea (UE) y la Agencia Suiza para la Cooperación (Cosude) se priorizan los medios de protección para quienes laboran en el campo, refirió la representante.

De conjunto también con la UE, el proyecto ALAAS ha destinado 1.5 millones de dólares para beneficiar a más de 60 cooperativas que tributan al programa de autoabastecimiento municipal, agregó.

Entre las estrategias y planes futuros del PNUD destaca el apoyo, en alianza con el Programa Mundial de Alimentos, a la Defensa Civil en la preparación de la temporada ciclónica con el preposicionamiento de insumos para los centros de evacuación como termómetros digitales y kits de higiene.

Para el personal de los Consejos de Defensa se están adquiriendo medios de protección, material higiénico, y equipos de comunicación para la sala situacional, resaltó Gutiérrez.

El momento actual requiere cooperación, solidaridad y un trabajo en conjunción entre los diferentes organismos, opinó la representante a la vez que agradeció el apoyo de socios como el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, UE, Cosude y los Emiratos Árabes Unidos.

Aunque el PNUD prioriza en estos momentos lo relacionado con el enfrentamiento al coronavirus SARS-CoV-2, continúa con la ejecución de su programa habitual, el cual marcha a buen ritmo a pesar de las limitaciones presentadas por la pandemia.

 

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Cuba 
Ir a PNUD Global