Con la realización de un taller en el Hotel Nacional de Cuba comenzó este miércoles la fase de ejecución de Neomovilidad, proyecto para la implementación de un sistema de transporte bajo en carbono en la capital.

Estamos ante una apuesta muy novedosa que abarcará desde el fortalecimiento de capacidades nacionales y del marco regulatorio en apoyo al establecimiento de sistemas de gestión más eficientes del uso del transporte público, hasta la implementación a nivel piloto de un sistema de bicicletas públicas,  afirmó Soledad Bauza, representante residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Cuba, en la inauguración del evento.

Ofrece la oportunidad de probar en La Habana el diseño y validación de herramientas metodológicas con enfoques innovadores que promuevan el cambio de paradigma hacia la movilidad urbana sostenible, contribuyendo a la mitigación del cambio climático, explicó.

Bauza expresó que este es el resultado de un intenso trabajo iniciado hace cuatro años y manifestó que están  muy felices de inaugurarlo en el año del aniversario 500 de la Villa de San Cristóbal.

Destacó que el proyecto, que se extenderá por cuatro años, se implementará con recursos financieros del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el  acompañamiento del PNUD  y la implementación del Consejo de Administración Provincial, mediante su Dirección General de Transporte.

Neomovilidad, señaló, apunta a la diana de las políticas de Cuba y apoya la implementación de las Bases del Plan Nacional de Desarrollo hasta 2030, además de estar alineado con la Política para el Desarrollo Perspectivo de las Fuentes Renovables de Energía y el Uso Eficiente  de la Energía, así como con la Tarea Vida.

Contribuye también a la implementación en el país de ocho objetivos y metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aseguró.

A decir de la representante del PNUD, es la primera vez que trabajan con el sector del transporte en 25 años de cooperación de esa organización con la mayor de las Antillas.

Tatiana Viera, vicepresidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, manifestó que la ejecución de este proyecto impondrá otros modelos de planeamiento y operación del transporte público, a los que el país se sumará para transitar al camino de una movilidad urbana sostenible.

Esta iniciativa se complementa con otras que se desarrollan en la capital como el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, los proyectos de la Universidad Tecnológica de La Habana con el Colegio Universitario de Londres y los de Movilidad Sostenible auspiciados por la Oficina del Historiador de la Ciudad, sentenció.

Neomovilidad respalda la Política de Ordenamiento del Transporte de Pasajeros en la ciudad que concibe como líneas estratégicas priorizar y reforzar el transporte público colectivo (más eficiente y accesible), incentivar el uso del transporte no motorizado (más sustentable), disuadir el uso del transporte individual y privado (por ser el modo más contaminante e ineficiente), y lograr una gestión integral de la calidad del servicio.

(Con información de ACN)

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Cuba 
Ir a PNUD Global