Diálogo sobre cooperación Sur-Sur centra debates de Cepal en La Habana

08-may-2018

Tomado de Granma - Tras las palabras de bienvenida al trigésimo séptimo período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), a cargo de su Secretaria Ejecutiva, Alicia Bárcena, se desarrolló en el Palacio de Convenciones de La Habana un panel de intercambio sobre cooperación Sur-Sur: «Oportunidades y lecciones aprendidas de las experiencias cubanas».
Como voz inaugural estuvo la de la viceministra de Comercio Exterior e Inversión Extranjera (MINCEX) Ileana Núñez, quien destacó la ayuda desinteresada y la complementación que el gobierno cubano ha mantenido a pesar de las carencias.
«A lo largo de estos años Cuba ha puesto a los pueblos en el centro», indicó y mencionó como ejemplos a países caribeños, latinoamericanos, africanos  a los que Cuba ha ayudado, con independencia de su sistema político.
Asimismo, expuso Núñez, el espíritu generoso y altruista del pueblo cubano ha sido clave en el impulso de la integración regional y del desarrollo sostenible en América Latina.
Por su parte la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, inició sus palabras con un agradecimiento a los presentes y a los colegas de Naciones Unidas. Comentó que «francamente, sin la cooperación Sur-Sur sería imposible implementar los objetivos de desarrollo que nos indica la agenda 2030.
«No podemos hacerlo sin la cooperación Sur-Sur», volvió a resaltar la funcionaria, al tiempo que recordó que la Cepal es de los organismos que creen en el sur, miran y piensan desde el Sur.
Puntualizó que nuestra región ha avanzado mucho, en particular Cuba, si bien advirtió que tenemos muchos países que se rezagan.
De cualquier forma, remarcó que «estamos aquí para repasar lo que Cuba ha logrado porque este ha sido uno de los países reconocidos por su aporte». Como parte de esos avances, sintetizó lo que Cuba ha hecho en África; al igual que proyectos de la salud y de la educación como «Yo sí puedo».
Se refirió de manera puntual a una de las transformaciones históricas más renovadoras proyectadas desde la Isla, cuando pidió participar en la epidemia de Ébola. «Estuvo de manera rápida en varios países y mostró a la comunidad internacional cuánto se puede hacer».
Asimismo, la secretaria ejecutiva agradeció «que nos acompañe la Comisión Europea», aun cuando dejó clara una idea: queremos nosotros mostrar lo que podemos lograr (sin asistencialismo) y que nuestros países pueden hacer mucho.
En ese sentido, «nos convoca hoy que exista una Cuba y que nos ha mostrado nuevas formas de cooperación. Desde nosotros, para y por el Sur. A la Cepal le interesa esta clase de cooperación».
Desde la Comisión de la Unión Europea, se escuchó la voz de Stefano Manservisi, Director General de Cooperación de la UE. Él garantizó que «estar aquí es una manera de reconocer el liderazgo de Cuba».
Relató el desarrollo más reciente del diálogo Cuba-Unión Europea e insistió en que, por el lado de la Unión Europea, hemos tratado de consensuar puntos como el combate de la pobreza, del paro, etc.
Nuestras nuevas iniciativas se enfocan en una concepción que trasciende el concepto de «donantes y receptores», dijo, y refirió que sus propuestas reflejan un trabajo conjunto, una agenda para todos. «Es un proceso multimensional para ofrecer respuestas íntegras... El crecimiento económico es importante pero no lo único a tomar en cuenta», advirtió, en tanto se refirió a factores como la salud, la vulnerabilidad, las desigualdades, todos de importancia capital para el progreso.
«Tenemos en marcha un camino de búsqueda conjunta. Tenemos que trabajar para identificar nuevos conceptos, asumiendo que transición hacia niveles más altos de desarrollo económico no significa la consecución de nuestros objetivos».
El funcionario comentó además que muchas veces escucha «que estamos abandonando nuestros compromisos con países latinoamericanos, pero esa no es para nada la intención de la UE, creo que tenemos que hacer más, pero de manera diferente. Cuando hablamos de agenda global no es solo una agenda hacia dentro, sino que el concepto sobre el que tenemos que profundizar debe trascender la visión donante-receptor, ponernos más al lado, sentarnos juntos a la mesa, porque la pobreza en América Latina atañe también a Europa. La polarización nos afecta a todos. Es una realidad de hoy: mucho dinero se concentra en unas pocas manos».
Agregó que la cooperación Sur-Sur ayuda a complejizar las búsquedas y «no veo mejor lugar para decirlo que La Habana... Cuba se adelanta, Cuba participó en muchos proyectos de desarrollo en otras regiones como África, Asia, Medio Oriente.
No obstante, Stefano Manservisi alertó que no solo se trata de cooperación sur-sur, sino también sur-norte, ya que mucho tenemos que aprender. «La UE está convencida de que la contribución ante los desafíos actuales debe venir de muchas partes», enfatizó. Luego remarcó que la integración europea es un ejemplo de cómo se construye una agenda regional. Hemos puesto a dialogar las experiencias de países desarrollados con las de otros en transición como los de Europa del Este, dijo, no sin apuntar que el concepto europeo de mercado común no es solo de mercancías sino también de ciudadanos, de libertad. La idea básica nuestra es contribuir a la hoja de ruta para que los países del mundo puedan posicionarse y emprender el desarrollo.
El discurso de Jorge Chediek, Director de la oficina de Cooperación Sur-Sur de Naciones Unidas, se centró en experiencias que han encaminado la cooperación Sur-Sur. Reflejó con satisfacción casos como China y otros países asiáticos; y también Brasil, que mediante programas macrosociales se preocupó por disminuir la pobreza.
«Muchos de estos países que empezaron a tener éxito, empezaron a sostener compromisos internacionales con la cooperación», valoró.
Brasil, por ejemplo, «utilizó como palanca de desarrollo muchas instituciones que en otros países se habían disuelto». En cuanto a este tipo de experiencias positivas sugirió que «debemos tener instituciones y proyectos nuestros».
Siguió el camino discursivo de quienes lo antecedieron, en cuanto a la idea de que «nos percatamos de que el mercado no resolvía todos los problemas».
Por último, valoró los aportes de Cuba «en términos de lo que realmente necesitamos en la cooperación Sur-Sur».
«Gracias por lo que están haciendo por el mundo. Ojalá que la comunidad internacional siga el ejemplo de los médicos cubanos, que he visto en Perú y en Brasil, llegando a donde otros no llegan», destacó.

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Cuba 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tobago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe