Proyecto conjunto para enfrentar la sequía en Santiago de Cuba

19-jun-2017

En Santiago de Cuba se implementa en los últimos meses el proyecto “Suma tu gota”, para el fortalecimiento de la resiliencia de familias y grupos vulnerables afectados por la sequía en el territorio. Su objetivo es mejorar el acceso al agua segura, así como a la seguridad alimentaria y nutricional en la provincia, con prioridad en la comunidad del centro urbano Abel Santamaría.

“Estamos en el territorio tres agencias de Naciones Unidas: Unicef, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que de manera conjunta hemos venido a implementar un proyecto de colaboración que pretende abordar de manera integral y multisectorial el tema de la sequía.

“Trabajamos con la población, con organismos como Educación, Salud, Recursos Hidráulicos, el Centro Meteorológico Provincial y otros, para lograr resiliencia. Esta palabra ya se ha hecho muy común, y no quiere decir otra cosa que adaptarse a vivir con menos agua en condiciones de sequía. Este proyecto apoya precisamente ese proceso de adaptación, y ofrece herramientas para hacer un uso más eficiente del agua y tener acceso a agua segura”.

Así lo expuso Edith Felipe, una de las coordinadoras del PNUD en Cuba, quien comentó además que el proyecto está a su mitad en estos momentos:

“Ya hay un grupo de recursos que llegaron al territorio, vimos con mucha satisfacción en el reparto Abel Santamaría, que fue repartida una cantidad importante de tanques de agua; hay otros que están por llegar la próxima semana. Estos depósitos se están situando en instalaciones sociales como policlínicos, escuelas, círculos infantiles…, pero también en viviendas para que la población cuando le llegue el ciclo de agua, pueda almacenar una mayor cantidad de esta.

“Se están beneficiando también algunas cooperativas de la agricultura urbana y suburbana, porque hay que continuar produciendo alimentos en condiciones de sequía y siempre hay semillas que son más resistentes, o recursos que permiten producir alimentos con menos cantidad de agua, de modo que continúen llegando vegetales y alimentos en general, a la población del reparto.

“Estamos apoyando también los recursos hidráulicos en la provincia, con plantas purificadoras, equipamiento para la medición de los caudales y de la calidad del agua, en aras de que entre todos podamos lograr que al menos en esa comunidad las afectaciones por la sequía se limiten un tanto, pueda llegar agua de mayor calidad a la población y esta tenga donde guardarla”, argumentó.

Para repartir los recursos, explicó la coordinadora, se ha contado con el apoyo del gobierno, de las instituciones del territorio, y con los líderes de los consejos populares, identificando las familias más vulnerables o las que requieren primero la llegada de estos medios.

En este caso se priorizan núcleos con niños pequeños o varios niños; con ancianos encamados… Después, en la medida en que vayan llegando más tanques se llegará también al resto de las familias de los edificios que van a ser beneficiados.

“Estuvimos además en una escuela, porque los niños son el futuro y por tanto hay que empezar trabajando ellos para que desde ya, sepan cómo ahorrar el agua, cómo ayudar en su casa a sus padres a ahorrar agua y hacer un uso más eficiente de esta. Fue bien interesante palpar la menara en que ellos nos explicaron todos estos temas a nosotros.

“También es válido destacar que en las cooperativas que estamos trabajando hay un componente femenino muy fuerte, incluso en una de ellas la jefa es una mujer; y aquí vemos a las mujeres haciendo labores productivas, demostrando que se puede continuar produciendo en condiciones de sequía, y cómo ellas están empujando con mucha fuerza para que no escaseen los alimentos”, expresó Felipe.

La sequía es un fenómeno cíclico e irreversible que afecta desde hace cuatro años el territorio santiaguero. Con este proyecto se contribuirá a reducir su impacto negativo en la distribución del agua para el consumo de la población, así como la producción agrícola destinada a la seguridad alimentaria.

Esta iniciativa de cooperación, liderada por PNUD, es financiada por la Cooperación Española a través del SDG-F, un mecanismo innovador que contribuye al logro de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible uniendo los esfuerzos de las Agencias de la ONU, gobiernos, sociedad civil y sector privado.

Con información del Periodico Sierra Maestra

PNUD En el mundo

Estás en PNUD Cuba 
Ir a PNUD Global

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe