Llegó a Santiago segundo aporte del PNUD

07-nov-2016

En próximos días arribará otro cargamento con ayuda.

Hoy, como parte del Plan de Acción del PNUD ante Huracán Matthew, ha arribado al Puerto de Santiago de Cuba un buque que contiene 9.000 lonas plásticas para techos y 5.740 colchones para atender las necesidades de una parte de la población afectada de oriente.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en coordinación con las autoridades nacionales, se encuentra  acompañando  las acciones  de respuesta y recuperación resiliente tras el paso del huracán. Este nuevo aporte complementa una primera entrega de 9.700 lonas y 20 molinos para transformar escombros en materiales de construcción.

Asimismo como parte del plan de acción apoyado por el PNUD, se adquirirán láminas de zinc, módulos de techos y herramientas especializadas que ofrecerán a 14.300 familias una solución resiliente y duradera para la cubierta de sus viviendas, como parte de un proceso de recuperación temprana dirigido por el gobierno y apoyado por el PNUD que apunta a (1) proporcionar  techos de forma inmediata;  (2) crear  soluciones de vivienda; (3) crear  puestos de trabajo y facilite la recuperación de la economía local; (4) recuperen ecosistemas afectados; y (5) mejorar  el sistema de alerta temprana hidráulica y meteorológica Al momento  se han movilizado US$ 2.7 millones gracias a fondos propios y socios de la cooperación, quedando por movilizar US$ 7.0 millones.

El 4 de octubre el Huracán Matthew - de categoría 4 – azotó a Cuba con vientos de 200-250 km/h,  penetraciones del mar y crecida de los ríos dejando y según estimaciones oficiales 36.358 viviendas dañadas, 107.197 personas afectadas y 85 por ciento del comercio afectado.

Con más de 40 años de experiencia en Cuba, el PNUD ha iniciado, de la mano con autoridades locales, labores para el apoyo a la recuperación temprana y resiliente, con énfasis en la reconstrucción de viviendas, para hacer frente a las necesidades inmediatas y sentar las bases para una recuperación a largo plazo y fortalecer las capacidades de las comunidades afectadas.