Se celebrará en La Habana taller regional sobre índice de pobreza multidimensional

15-sep-2016

Con la participación de representantes de más de 30 instituciones nacionales y extranjeras tendrá lugar en La Habana del 29 al 30 de septiembre el primer Taller Regional sobre la metodología del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM). El encuentro es organizado por el  Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX), la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Cuba, en alianza con la Iniciativa Pobreza y Desarrollo Humano (OPHI) de la Universidad de Oxford y el apoyo financiero de la representación en Cuba de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Se espera asistan directivos y técnicos de Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México y República Dominicana. Participarán además expertos internacionales como la Sra. Sabina Alkire y el Sr. John Hammock, Directora y cofundador e investigador asociado de la OPHI y el Sr. George Gray economista jefe del PNUD para América Latina y el Caribe y coordinador del Informe de Desarrollo Humano para la región en 2016, dedicado al progreso multidimensional.

Este encuentro tiene como propósito presentar la metodología del cálculo del Índice de Pobreza Multidimensional (IPM), y compartir experiencias de los países que en la región latinoamericana han aplicado esta metodología. Asimismo, será una oportunidad para intercambiar sobre la relación entre este concepto y los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el marco de la agenda 2030. 

Cuba representada por la ONEI ha estado vinculada a la red de pobreza multidimensional y a la OPHI. Este encuentro en La Habana aportará  un mayor conocimiento para las instituciones cubanas, tanto de la metodología como de su uso práctico.

Así mismo, el encuentro será el momento  propicio para presentar en Cuba el Informe de Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe Progreso Multidimensional: bienestar más allá del ingreso que estimula a repensar la noción tradicional de progreso, que incluye mejorar  la calidad de los servicios sociales, expandir los sistemas de cuidado y cerrar rechas históricas de género, condición étnica y racial, protegiendo el medio ambiente, en línea con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Es fundamental trascender el uso del ingreso per cápita y del Producto Interno Bruto (PIB) como criterios privilegiados para medir el nivel de desarrollo. Solo el crecimiento económico no basta. Nada que disminuya los derechos de las personas y comunidades o que amenace la sostenibilidad ambiental puede ser considerado progreso.

La Principal amenaza actual al progreso multidimensional en la región es la recaída de millones de personas a situaciones de pobreza. Es precisamente en este momento de relentización económica que se recomienda invertir en la protección social y en sistemas de cuidado a lo largo del ciclo de vida, para impedir tales retrocesos.