Foro Técnico para socializar aprendizajes en la adaptación al cambio climático

05-ago-2016

Los avances en los procesos de adaptación al cambio climático en el sector agropecuario promovidos por el proyecto Bases Ambientales para la Sostenibilidad Alimentaria Local (BASAL) en tres municipios fueron compartidos recientemente en un Foro que convocó a especialistas de los sectores de la agricultura, la ciencia y el medio ambiente en Cuba. Participaron también representantes del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Delegación de la Unión Europea (UE) y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE). El Foro celebrado en La Habana, fue concebido como un espacio de articulación y socialización de aprendizajes también permitió reflexionar sobre el potencial aporte de esta iniciativa a la gestión del sector agropecuario  en respuesta a los desafíos del cambio climático y sus impactos.

La presidenta de la Agencia de Medio Ambiente (AMA), Dra. Maritza García, presidió la apertura del Foro y resaltó la importancia de la propuesta BASAL en apoyo a las prioridades de desarrollo del país. Ratificó asimismo la necesidad de promover este tipo de encuentros para favorecer la actualización de los actores clave sobre los resultados de los proyectos y su sostenibilidad.

Yamilet Lamothe, especialista de la Dirección de Ciencia e Innovación Tecnológica del Ministerio de la Agricultura (MINAG) realizó una presentación  en la que se refirió a la Estrategia Ambiental del sector, las Directivas para el Enfrentamiento al Cambio Climático y a Programas Nacionales como el de Enfrentamiento a la sequía y el de Desarrollo de Energías Renovables, los cuales constituyen herramientas para responder a los desafíos que implica el cambio climático para el sector.

Seguidamente, tuvo lugar una Mesa Redonda en la que miembros del equipo técnico del proyecto socializaron los principales avances y retos para la adaptación al cambio climático, sistematizados a partir del trabajo desarrollado en los municipios Los Palacios, Güira de Melena y Jimaguayú. Los enfoques que propone BASAL, el esquema metodológico del proceso seguido para el análisis de las vulnerabilidades a nivel local, la identificación de medidas de adaptación y su priorización, así como elementos clave en la implementación de estas medidas y en su monitoreo constituyeron los principales aportes de esta mesa, que culminó con un resumen de las lecciones aprendidas que deben ser consideradas para optimizar futuros procesos de adaptación al cambio climático a nivel local.

Momento clave resultó la Feria de Medidas de Adaptación durante la cual los y las participantes conocieron detalles de una selección de las casi 40 medidas que se implementan actualmente  en 82 sitios demostrativos de estos tres municipios. Entre las prácticas y tecnologías agropecuarias presentadas se encuentran la agricultura de conservación, el riego por pulsos, los cultivos semi-protegidos, los bancos de forrajes, el silvopastoreo y el aprovechamiento de recursos bioenergéticos mediante la gasificación de cáscara de arroz. También se presentaron medidas dirigidas a crear capacidades en los actores del entorno para promover la adaptación al cambio climático, entre las que se puede mencionar: la Red de Información Agrometeorológica y Productiva, los Centros de Creación de Capacidades y Gestión del Conocimiento, los Modelos de Ordenamiento Ambiental y los Planes de Enfrentamiento y Adaptación al cambio climático a nivel local.

Este Foro es parte de un proceso más amplio que ha contado con el aporte temático y metodológico de Fundación Intercooperation América Latina- ASOCAM, institución que promueve la Gestión del Conocimiento y el fortalecimiento de capacidades en temas estratégicos de la agenda de desarrollo en la región de América Latina y el Caribe, con la finalidad de elevar la calidad del trabajo, reducir los costos de aprendizaje, generar innovación y mejorar la comprensión de los enfoques y estrategias de implementación, al igual que armonizar esfuerzos de las entidades públicas y las agencias de cooperación a favor del desarrollo.

Bernita Doornbos, consultora temática de ASOCAM compartió con los presentes los principales  aprendizajes  sobre procesos, estrategias y medidas de adaptación al cambio climático promovidas en la región latinoamericana y los avances en la integración de la adaptación a nivel local y nacional. Destacó como elementos positivos que los países latinoamericanos cuentan con instrumentos de política pública para la adaptación (leyes, políticas, estrategias nacionales, planes de acción) e instituciones pero en paralelo y no necesariamente integradas a las  estrategias de desarrollo nacional y sectorial. Asimismo existen mecanismos de coordinación interinstitucional e intersectorial y se observa una tendencia a involucrar también a otros actores, como la academia, el sector privado, representantes de gobiernos subnacionales y la sociedad civil. Sin embargo persiten retos como el déficit en la implementación de medidas, asociado principalmente a la falta de recursos y a falencias en la implementación a nivel subnacional.

El Foro culminó con una reflexión grupal sobre los elementos valiosos de la experiencia de BASAL para su perspectiva ampliación a otros municipios, los elementos relevantes para las políticas del sector agropecuario y las recomendaciones para la continuidad de la implementación. Denis Suárez, presidente de la Cooperativa de Créditos y Servicios Niceto Pérez de Güira de Melena, destacó que BASAL ha favorecido el cambio de mentalidad entre los productores y productoras del territorio quienes demuestran “una nueva cultura en la manera de trabajar la tierra y producir alimentos”. Remarcó las sinergias que se han logrado en su cooperativa entre BASAL y un proyecto implementado por el Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

Representantes del MINAG remarcaron que las medidas promovidas por BASAL están en sintonía con las políticas del sector y que resultan claves sus aportes al proceso de planeamiento estratégico que está haciendo el MINAG con vistas al 2030 y su posterior implementación.

El Foro contó con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

BASAL es un proyecto que promueve la adaptación al cambio climático en el sector agropecuario cubano a nivel local y nacional. Está liderado por la AMA del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, acompañada por el MINAG. El proyecto está implementado por el PNUD con la participación del Joint Research Center (JRC) de la UE, que apoya la realización de actividades científicas. Recibe el respaldo financiero de la UE y de la COSUDE.