Expone el PNUD en Cuba sus experiencias en el IX Congreso Internacional sobre desastres

18 jun 2014

image

En un panel interagencial conformado por representantes de UNESCO, UNICEF, PMA, OPS y PNUD, el Sistema de Naciones Unidas en Cuba mostró las experiencias, resultados alcanzados y lecciones aprendidas del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba en la recuperación de Santiago de Cuba y Holguín, las provincias más afectadas por el Huracán Sandy en el año 2012. El trabajo coordinado propició la movilización de 5,5 millones de dólares del fondo central de la respuesta a emergencias y se beneficiaron más de un millón de personas. En una segunda etapa de recuperación fueron beneficiados tres millones más con la movilización de 15.5 millones utilizados en la obtención de  cubiertas y techos, kits de higiene y saneamiento, así como insumos que garantizaran la seguridad alimentaria, la salud y la educación de la población afectada.

El aporte del PNUD en este contexto, fue mostrado por Edith Felipe, Coordinadora de Programas, quien expuso el trabajo realizado en articulación con las acciones del gobierno local. También explicó el apoyo a la recuperación del fondo habitacional de Santiago de Cuba en forma segura y resiliente, a través de proyectos aprobados en el marco del Plan de Acción post Sandy.

A la respuesta inmediata sucedieron acciones para una recuperación sostenible, específicamente con la transferencia de conocimientos y tecnologías para la colocación de techos. Además, se conformaron brigadas de reconstrucción con el acompañamiento de UNHABITAT, iniciativa de gran impacto en la comunidad. En paralelo y de conjunto con UNICEF fueron entregados medios de vida básicos, como los kits de cocina y tanques para el almacenamiento de agua segura. Como algo novedoso se adicionó la producción de materiales de construcción  para edificar alrededor de 1,870 viviendas por año con la producción de elementos básicos: paredes, techos y pisos, todos con recursos endógenos.

De igual manera, se resaltó la importancia de favorecer instituciones municipales que tienen roles decisivos en el proceso de recuperación; experiencia ésta ya desarrollada anteriormente con la creación de los Centros de Gestión para la reducción de Riesgo que funcionan en la zona y jugaron un papel fundamental antes, durante y después del paso del huracán Sandy por el oriente cubano.

Las lecciones aprendidas de este proceso han sido compiladas  en una publicación –coordinada por el PNUD – que contiene los resultados de la sistematización de prácticas y los aportes del proyecto de “Recuperación de las condiciones básicas de vida de las familias afectadas por el Huracán Sandy en Santiago de Cuba y Holguín” implementados por las ONGs: GVC, CARE, OIKOS, Agro Acción Alemana y OXFAM. Entre los implementadores también se encuentran la Cruz Roja, y agencias de las Naciones Unidas como UNICEF, UN-Hábitat y PNUD, todos apoyados  por la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de  la Comisión Europea (ECHO).

El IX Congreso Internacional de Desastres sesionó en La Habana del 16 al 20 de julio.  Tuvo como objetivo fundamental reunir autoridades, funcionarios, científicos, profesionales, especialistas y activistas del mundo, dedicados a la protección de las personas y sus bienes, de la economía y del medio ambiente ante los efectos destructivos de los desastres, para intercambiar conocimientos, resultados, experiencias y perspectivas en la reducción de riesgos, así como fomentar programas y proyectos de cooperación bilateral y multilateral en esta esfera.