Participa el PNUD en el acto nacional por el día del Medio Ambiente en Cuba

05 jun 2014

“Resulta inevitable actuar frente a los impactos del cambio climático. Y para que nuestra acción cuente, debemos promocionar enfoques que conduzcan a la conservación de los ecosistemas y asegurar la regeneración de los recursos naturales, que no son infinitos” afirmó Lyes Ferroukhi, Asesor Técnico Regional de Biodiversidad y Ecosistemas para América Latina y el Caribe del PNUD, en su intervención en el acto central por el Día Mundial del Medio Ambiente celebrado en la Provincia de Pinar del Río. La occidental provincia cubana, fue merecedora de la sede este año por sus excelentes resultados en el cumplimiento de varios programas ambientales, entre los que sobresalen la reducción de fuentes contaminantes y el aumento de la superficie boscosa que abarca ya más del 44 por ciento de la provincia.

Las Naciones Unidas declararon este año 2014 como Año Internacional de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo para crear conciencia de las vulnerabilidades específicas que estos estados enfrentan. En consonancia, este año, el día Mundial del Medio Ambiente se dedica a la amenaza concreta del cambio climático para las islas con el lema internacional: "Alza tu voz, no el nivel del mar".

Las islas son especialmente vulnerables al cambio climático. Su población, las tierras agrícolas e infraestructura suelen concentrarse en las zonas costeras. La elevación del nivel del mar incrementará la vulnerabilidad física de estas zonas ocasionando, por ejemplo, intrusión salina a los acuíferos, el retroceso de la línea de costa, y el aumento de la intensidad de los huracanes. Por estas razones el lema de este año en las actividades que se realizan en la Cuba es “Cambio Climático: Nuestra acción cuenta”.

“Desde el PNUD estamos muy orgullosos de llevar más de 20 años apoyando a Cuba en sus esfuerzos por proteger la diversidad biológica, fomentar el manejo sostenible de los recursos naturales y enfrentar el cambio climático. Nuestra acción conjunta cuenta”. Expresó Ferroukhi

Específicamente en Pinar del Rio, el PNUD lleva 15 años trabajando en el fortalecimiento del sistema de áreas protegidas terrestres y marinas de la provincia, algunas tan emblemáticas como Viñales o Guanahacabibes. Hemos promovido el manejo sostenible de tierras en Sandino, Consolación del Sur y Los Palacios y contribuido a fortalecer un Sistema de Alerta Temprana para la sequía en la provincia. Más recientemente, se ha iniciado la implementación de un enfoque integrado para la adaptación al cambio climático en el sector agropecuario. El PNUD apoya también el manejo y el control de especies exóticas invasoras en la provincia y se han desarrollado proyectos comunitarios en El Capón y Pan de Azúcar.

Mirando hacia el futuro, Cuba está inmersa en un proceso importantísimo de actualización del modelo económico y social. Actores nuevos, tales como los trabajadores por cuenta propia o la inversión empresarial estarán jugando un rol en el futuro del país y es importante trabajar con estos actores para que se unan a los esfuerzos nacionales para hacer frente a los impactos del cambio climático y para promover la sostenibilidad ambiental de sus actividades. “En este sentido vale la pena mencionar como ejemplo que el Gobierno de Cuba ya está liderando un proceso innovador de aplicación de impuestos ambientales en el marco de la Ley Tributaria” afirmó el Asesor Regional.

Estos temas son prioritarios para muchos países de la región y en particular para pequeñas islas del Caribe y constituyen una oportunidad para fomentar la cooperación regional, aprovechando las capacidades desarrolladas en el sector ambiental cubano a lo largo de los últimos 20 años. En este contexto, el PNUD ratificó su disposición a continuar apoyando al país en los esfuerzos por integrar consideraciones ambientales en el desarrollo socioeconómico y en la planificación de sectores claves de la economía nacional así como promover la cooperación regional.

En el acto central por le Día del Medio Ambiente en Cuba estuvieron presentes el General de División Ulises Rosales del Toro, vicepresidente del Consejo de Ministros; el Comandante de la Revolución Guillermo García Frías, Héroe de la República de Cuba; el Comandante del Ejército Rebelde Julio Camacho Aguilera; Gladys Martínez Verdecia, miembro del Comité Central y primera secretaria del Partido en la provincia, y Fernando González Bermúdez, viceministro primero del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente, CITMA.

Las palabras finales estuvieron a cargo de la Viceministra del CITMA América Santos quien expresó que “Cuba ha demostrado voluntad política ante cuestiones de este tipo. Estamos siempre abiertos a compartir experiencias con resultados visibles. El reto radica en lograr planos mayores de sensibilización en la sociedad para contar con sujetos activos en el cuidado de la naturaleza. Es imprescindible proseguir con el perfeccionamiento de la política ambiental de la nación cubana y su correcta implementación en busca del desarrollo sostenible que soñamos”, especificó.

En la jornada de celebraciones se re-canceló el primer sello postal alegórico al Sistema Nacional de Áreas Protegidas. El Sistema de áreas protegidas de Cuba cuenta con más de 100 áreas aprobadas legalmente y con administración. La ceremonia de re-cancelación  tuvo lugar en la Sede la Oficina para el Desarrollo Integral de la Península de Guanahacabibes, una de las principales áreas protegidas de Cuba con gran diversidad y riqueza de ecosistemas, con marcado predominio de marino-costeros y de bosque seco tropical con variedad de formaciones vegetales. El territorio alberga variedad de especies endémicas, amenazadas o requeridas de especial protección, constituye un activo corredor migratorio para las aves y sitio de anidación de 4 especies de tortugas marinas. El área marina protege uno de los ecosistemas de arrecifes coralinos mejor conservados del país y de los más diversos del Caribe, con fondos marinos de espectacular belleza. Además Guanahacabibes posee la categoría establecida por UNESCO desde 1987 de Reserva de Biosfera.