Por una mayor utilización de las energías renovables

26 may 2014

El Gobierno de Cuba y el PNUD presentarán en las próximas semanas un nuevo proyecto de cooperación a la aprobación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), con el objetivo de incrementar el acceso a tecnologías de bioenergía en Cuba, a través del fomento del uso de biogas y biodiesel en áreas rurales.

Con el propósito de finalizar la propuesta de proyecto se reunió en La Habana un grupo de expertos y expertas de Cuba, representantes de los Ministerios de Educación Superior, Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Economía y Planificación, Energía y Minas, Agricultura, Industrias y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, instituciones participantes del proyecto.

El proyecto, que será implementado por la Estación Experimental Indio Hatuey (Matanzas) con apoyo técnico de Cubaenergía, considera entre sus resultados: recomendaciones para el desarrollo de un marco de políticas para la promoción e implementación de bioenergías; la transferencia de tecnologías para la futura producción de biodigestores y sistemas de producción de biodiesel en las instalaciones industriales cubana; la creación en Indio Hatuey de un centro nacional de experticia en materia de producción de bioenergías dirigido al entrenamiento y capacitación en las mencionadas tecnologías; y el establecimiento de redes de conocimiento entre profesionales a nivel local.

Los objetivos del proyecto están alineados con las prioridades de desarrollo nacionales expresadas en los Lineamientos de la Política Económica y Social, documento que guía la actualización del modelo cubano de desarrollo. El proyecto contribuye a la meta de país de lograr autosuficiencias alimentaria y energética, al tiempo que se contribuye a disminuir las importaciones e incrementar la tasa de energías renovables en la matriz energética.

Los principales beneficiarios de la tecnología de biogás serán productoras y productores de carne porcina, que reducirán su carga contaminante de las aguas, así como de las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, y recibirán una fuente renovable de energía para sus actividades productivas y su hogar. De manera similar, el campesinado que apueste por el biodiesel obtendrá una fuente de energía para cubrir las necesidades de mecanización y obtener ingresos adicionales. 

Está previsto que el proyecto se ejecute en el periodo 2015-2018. El GEF financia este proyecto con alrededor de 3 millones de dólares  y el Gobierno cubano cofinancia con más de 12 millones de pesos.