AGROCADENAS: Nueva apuesta por el desarrollo local

08 may 2014

Contribuir al desarrollo socioeconómico de Cuba mediante el fortalecimiento de cadenas agroalimentarias, es el objetivo principal del proyecto AGROCADENAS implementado por el PNUD y el Ministerio de la Agricultura, junto al Ministerio de Comercio Interior y el Ministerio de la Industria Alimentaria. Esa iniciativa cuenta con el apoyo y la contribución de la Unión Europea y en breve se estará sumando  la Agencia Suiza para la Cooperación (COSUDE) lo que permitirá  ampliar los impactos, convirtiéndose el proyecto en una iniciativa multi-donante.

Como propósito específico, AGROCADENAS pretende contribuir a mejorar la seguridad alimentaria de la población, mediante el fortalecimiento a nivel local de cadenas agroalimentarias seleccionadas (frijol, maíz, leche y carne vacuna).

Apoyará a 13 municipios ubicados en regiones con similar vocación productiva de las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus (leche y frijoles), Granma y Santiago de Cuba (carne y maíz) y otros dos que se mantendrán como observadores, uno en Pinar del Río y otro en Guantánamo.

El programa, con una duración total de 5 años, favorecerá las diversas formas de cooperativas agrarias existentes en el país, así como entidades locales y nacionales que brindan servicios relevantes para el desarrollo de las cadenas a nivel local, Entidades estatales locales del MINCIN y el MINAL con roles importantes en las cadenas a nivel territorial y las entidades estatales del sector productivo a nivel local (UEB). Incluye a otras formas de gestión no estatal vinculadas a otros eslabones de la cadena y servicios locales de apoyo, entre otros.

La viceministra del Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Ileana Núñez, aseguró que AGROCADENAS contribuirá a complementar el trabajo que viene realizando el país para incrementar la producción local y disminuir las importaciones.

Por su parte Claudio Tomasi, Representante Residente a.i. del PNUD en  Cuba, resaltó que AGROCADENAS es la iniciativa resultante del legado que aportó el proyecto PALMA uno de los mayores proyectos de cooperación apoyados por la Unión Europea desde 2008, único por su amplitud territorial, su concepto multidisciplinario y de capacitación. A esta iniciativa se sumó posteriormente Canadá, que junto al MINAG y otras entidades y territorios iniciaron la promoción del “enfoque de cadena” para  abordar el tema alimentario, promoviendo las primeras acciones intersectoriales dirigidas a diagnosticar los cuellos de botella y diseñar intervenciones más sistémicas en las cadenas de leche, granos y frutales.

En las conclusiones, la directora de negocios del MINAG, Maricela Oria, destacó que se trata de un programa innovador y de una nueva forma de gestionar e implementar proyectos.

 Con información de PL