Comienza en Santiago de Cuba, encuentro internacional sobre resiliencia urbana

21 oct 2013

image

Con la presencia de Reynaldo García Zapata, Presidente del Gobierno Provincial de Santiago de Cuba, el General de División Ramón Pardo Guerra, Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, Claudio Tomasi, Representante Residente del PNUD en Cuba, y Rossana Dudziak, del Buró de Prevención de Crisis y Recuperación Temprana de la Oficina del PNUD NY, dio inicio en Santiago de Cuba el Taller Internacional sobre Riesgo en las Ciudades.

Durante tres días especialistas de diversas instituciones nacionales y distintos países como Brasil, Ecuador, México, Haití e Indonesia, intercambiarán herramientas y experiencias para el fortalecimiento de la resiliencia urbana. Estos intercambios podrán ser compartidas en el marco de la cooperación sur-sur, tomando como referencia la reciente experiencia de la recuperación de la ciudad Santiago de Cuba luego del devastador paso del huracán Sandy hace un año, por el oriente del país.

En la inauguración, el General Pardo Guerra comentó cómo de manera inmediata el país comenzó la recuperación y contó con los recursos de las provincias, de la nación, sin dejar de mencionar la ayuda de muchos países solidarios, de las organizaciones no gubernamentales y del Sistema de Naciones Unidas.

En este sentido, afirmó que “Se construye una ciudad para el futuro, basada en normas que responden a fortalezas ante fuertes vientos y también sismo-resistentes, pues estamos en una región expuesta a peligros sísmicos.”

En las palabras inaugurales Claudio Tomasi recordó que en respuesta al huracán Sandy, Naciones Unidas elaboró de acuerdo con el gobierno en un Plan de Acción por 30 millones de USD, de los cuales se han movilizado 15,1 millones con contribuciones del Fondo Central de Emergencia de Naciones Unidas, OCHA, fondos propios de la agencias, Unión Europea (ECHO), Federación Rusa, Suecia, Suiza, Noruega, Italia, Canadá, República de Corea, Luxemburgo, Colombia, España, Chile y la  Cooperación Descentralizada. 

Esta ayuda tuvo un enfoque sectorial acorde al objeto de cada agencias del sistema, centrándose Vivienda, Refugio y Recuperación; Alimentos y agricultura; Agua, saneamiento e higiene; salud y educación.  Como consecuencia se ha beneficiado un estimado de 3 millones.

La fase de recuperación el PNUD ha comprendido la entrega de módulos de techos con soportería y aditamentos. Se apoya la transferencia de soluciones técnicas que garanticen la fijación segura de los techos a los muros para su seguridad estructural, para ello están  siendo    fortalecidos los servicios técnicos locales de asesoría y trámites, beneficiando a 8 466 familias. 

Igualmente, están siendo apoyadas otras  instituciones claves que facilitan a los decisores su desempeño durante el proceso de recuperación, como son las encargas de realizar la Evaluación de Daños, actualizar los Estudios de Peligro Vulnerabilidad y Riesgo, el Plan de Reducción de Desastres y el Plan de Ordenamiento Territorial y Urbano. Se estima que este fortalecimiento institucional beneficie al menos unas 50 000 familias.

Actualmente, de conjunto con las autoridades locales, estamos ampliando la capacidad de producción de materiales locales para la reconstrucción de viviendas e instalaciones de servicios. Se están transfiriendo tecnologías alternativas y equipos apropiados para  la extracción y procesamiento de arena y piedra, claves para el suministro estas min industrias. Con esta iniciativa se espera dar respuesta a unas 250 viviendas anuales por cada min industria fortalecida.

PNUD también está inmerso en la revitalización del SAT hidrometeorologico, tomando en cuenta las afectaciones que tuvo al paso de Sandy, aunque previendo ampliar su alcance a toda la región oriental (un total de 4 provincias) y su calidad. Se  estima que su cobertura proteja a unas  150 mil familias que viven en zonas vulnerables así como a las principales ciudades orientales, entre las cuales se hayan la 2da y 3ra del país en número de población: Santiago y Holguín.

En este sentido, Tomasi recalco la importancia de “estar preparados y construir de forma resilientes ante huracanes y fenómenos climatológicos, pero también estar alertas ante los efectos silenciosos del cambio climático, como el aumento del nivel del mar y las sequías.”

Por su parte, Rossana Dudziak en representación del Buró para la Recuperación de Crisis del PNUD agradeció  a los organizadores del Taller y expresó que “el debate sobre riesgos urbanos, es particularmente pertinente en este momento para el PNUD, El nuevo Plan estratégico 2014-2017, tiene varios conceptos claves en el entorno de resilliencia urbana que define nuestro mandato en apoyo el fortalecimiento de las comunidades y la construcción de la resilinecia”.

El “Taller Internacional sobre riesgo en las ciudades: Compartiendo Herramientas para la Resiliencia Urbana”, es organizado en estrecha alianza entre el Gobierno de Santiago de Cuba, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Participan expertos de Ecuador, México, Brasil, Indonesia, así como representantes de la Sede Global del PNUD y UN-Habitat.

Igualmente estarán representadas diversas instituciones cubanas, entre las que se encuentran: La Empresa Nacional de Donativos, EMED; el Instituto Nacional de la Vivienda, la Agencia de Medio Ambiente, el Instituto de Meteorología; el Ministerio de la Construcción, el Ministerio de Economía; Recursos Hidráulicos; Instituto de Planificación Física; la Empresa de Comunales; la Unión Eléctrica de Cuba; la Oficina Nacional de Estadísticas e Información, Agencias de la ONU y ONGs.